textosantoniomariaflorez

Monday, November 21, 2005

TEXTOS Antonio María Flórez


Antonio María Flórez RodrígueZ
Don Benito (España)
NOTA BIOBIBLIOGRÁFICA

Antonio María Flórez nació en Don Benito, de madre extremeña, pero como su padre era colombiano, desde muy niño vivió en aquel país, en la mítica Marquetalia, tan famosa por sus indígenas y revolucionarios. Ahora reside en la capital, Bogotá, después de haber vivido un tiempo en Brasil y España.

Viajero empedernido, se le reconoce su vocación humanista y humanitaria. Médico de profesión, oficia de lo mismo, en sus dos áreas de experticia, el deporte y las drogas, campos en los que se mueve con propiedad, laborando como consultor de varios ministerios y entes colombianos sobre esos temas. Docente universitario. Corresponsal y columnista de varios medios.

Como gestor cultural creó la revista Aurocarbónica, la Semana de España de Manizales, el Cineclub Luis Buñuel y ha estimulado intercambios con Brasil, México y Argentina; lideró el proyecto “Estrechando Círculos” entre Caldas y Extremadura. Fue miembro del Consejo Departamental de Cultura y del Fondo Mixto de Promoción de Cultura de Caldas.

El Círculo Cuadrado (1987); En cámara lenta: Dos voces (1989), con Flóbert Zapata; Zoo (Poemillas de amor antiecológicos) (1993 y 1994); El bar de las cuatro rosas (1995); Antes del regreso (1996); El poeta en su estatura (1997); La ciudad (2001); El arte de torear (2002); Desplazados del paraíso (2003); Dalí. El arte de escandalizar (2004); son sus principales libros. Ha participado de las antologías de cuento y poesía: Cuento caldense actual (1993); Poesía caldense actual (1996-97); Extremadura desde la ausencia (1997); Trilogía poética: Colectivo Ubéritas (1997); Estrechando Círculos: Antología de cuento extremeño y caldense (1999); La narración corta en Extremadura Siglos XIX y XX (2000); La Generación Invisible. Muestra de poesía colombiana actual (2000), Musa Levis. Breviario de poesía contemporánea de Caldas (2002) Narrativas urbanas (2003).

Premiado y publicado en España, Argentina, Colombia y Brasil, algunos de sus textos han sido traducidos al italiano, inglés, francés, portugués, danés y catalán. Ha sido reconocido con más de treinta premios literarios de distinta significación. Premio Latinoamericano de Poesía “Fundación Givré” (1980 y 1990). Premio de Cuento Festival Iberoamericano de la Cultura (1992). Flor de Oro del Café Juegos Florales de Manizales (1993). Finalista del Premio “Felipe Trigo” de Novela (1996). Beca a la Creación Literaria de la Junta de Extremadura en Novela (1997 y 2003) y en Poesía (2003). Ganador de los Juegos Florales de Poesía Claret de Don Benito (1976, 1995, 1996 y 1997). Premio Nacional de Poesía “Euclides Jaramillo Arango” (1999). Premio Editorial Manigraf de Poesía Inédita (2000). Premio Concurso de Poesía Departamento de Caldas (2001). Premio Nacional de Poesía “Ciudad de Bogotá” (2003).

La pluma de Antonio María Flórez se mueve con soltura por diversas géneros: narrativa, crónica, ensayo y poesía, aunque es en esta última en la que ha tenido mayores reconocimientos y ha publicado con más frecuencia. Su prosa versátil y ágil, tiene el encanto de la narrativa latinoamericana más reciente, tanto en lo temático como en lo idiomático (Natividad , La fragilidad del exilio), pero no está exenta de atrevidos ejercicios experimentales, de barroquismo medido, que acude con frecuencia a los intertextos y a las influencias de otros géneros y artes, como lo hace en sus reconocidos cuentos Desnudamiento y Epigolatría, marcados por una prosa tensa, conmovedora y perturbante. Sus crónicas y ensayos se cuecen en procesos de densa y seria investigación de campo y científica, y tienen la virtud de ser amenos y asequibles al lector común, como La Italia: Crónica de una masacre anunciada y El fulgor del Éxtasis. Su poesía de búsquedas, después de una larga etapa de experimentaciones y dubitaciones formales, se ha ido decantando temática y estilísticamente por asuntos como el tiempo, la muerte, el miedo, la soledad, la niñez, la injusticia, la ciudad, con una versificación libre, de tono lírico sostenido y ritmo variable, muy rica en imágenes y sonoridad (La ciudad, El arte de torear y Desplazados del paraíso). Reconocidos son sus poemas visuales, poemas objeto y pañuelos poéticos, de los que ha hecho exposiciones en España, Colombia y Brasil.

Sus reconocibles sus lecturas e influencias de la poesía española, especialmente la Generación del 27 (especialmente Lorca, Alberti y Aleixandre), y en la poesía de su tierra natal, con la que tiene un diálogo constante (Manuel Pacheco, José Antonio Gabriel y Galán, Félix Grande, Álvaro Valverde, María Rosa Vicente, Carlos Medrano, Paco Señor). Gran admirador de la poesía en lengua portuguesa (Pessoa, Júdice, Drummond, Ivo, Murilo Mendes), los surrealistas franceses (Breton, Artaud, Aragon) y la Beat Generation americana (Ginsberg, Burrougs, Ferlinghetti), nunca ha perdido contacto con la tradición más emblemática de la poesía latinoamericana (Paz, Aridjis, Borges, Mutis, Huidobro).

TEXTOS